¿Tienes alguna duda sobre la energía solar térmica?

¿Para qué se utilizan las instalaciones solares térmicas?

 

Las instalaciones solares térmicas permiten calentar fluídos, normalmente agua, por lo que se utilizan en aquellas aplicaciones en las que es necesario disponer de agua a temperatura superior a la ambiente: producción de agua caliente sanitaria, apoyo a la calefacción, climatización de piscinas y procesos industriales.

¿Cuántos paneles solares se necesitan para generar agua caliente en mi casa?

En unha vivienda de consumo medio de agua caliente (4 personas), con dos paneles térmicos (entre 3 y catro metros cuadrados de superficie de captación), normalmente es suficiente para cubrir entre el 60 y el 70% de las necesidades energéticas anuales para su producción. El resto del aporte, hasta llegar al 100%, deberá ser proporcionado por una instalación auxiliar (calderas de biomasa, gas, gasóleo, termoacumulador, bomba de calor,…).

¿Cuánto cuesta una instalación solar térmica?

El coste de una instalación solar térmica depende de su tamaño, la facilidad en su ejecución, la calidad de los equipos utilizados, etc.

Como referencia, el coste de una instalación solar térmica se encuentra en el rango de los 600 a los 1.000 euros por cada metro cuadrado de captación para instalaciones con paneles planos, y en el rango de los 900 a los 1.400 euros por cada metro cuadrado de captación para instalaciones con tubos de vacío.

¿Existen subvenciones para las instalaciones solares térmicas?

Existe una línea de subvenciones a fondo perdido para el fomento de las energías renovables. Esta convocatoria se publica anualmente, y permite obtener ayudas de hasta un 40%, aproximadamente, de la inversión necesaria para la ejecución de una instalación solar térmica (el porcentaje final dependerá del tipo de sistema, el número de solicitudes y la partida presupuestaria de cada año).

¿Cómo puedo conocer la instalación solar térmica que necesito?

Teniendo en cuenta que es necesario realizar un estudio técnico de las necesidades y del sistema actual de agua caliente (y calefacción, en su caso), es conveniente ponerse en contacto con algún instalador de energía solar térmica para diseñar el sistema idóneo y confeccionar el presupuesto de la instalación.

¿Qué ocurre de noche? ¿No tendré agua caliente?

¡Obviamente que si! Existe un depósito que está aislado térmicamente donde el agua se mantiene caliente por lo que el sistema es capaz de almacenar el calor durante la noche.

¿Qué pasa con la lluvia?

Nada, lo único que pasa es que las placas se limpian. Aún y haciend un día nublado, las placas siguen calentándose (aunque en menor cantidad). Pero tenemos la suerte de vivir en el país del sol, con más de 300 días al año de sol.

¿Qué pasa si está nublado varios días seguidos?

Para que no nos quedemos sin agua caliente, los sistemas de ACS necesitan siempre una fuente de energía auxiliar (o de apoyo) para completar el trabajo de la energía solar, en el caso de varios días nublados tendríamos agua caliente gracias a dicha fuente auxiliar.

¿En cuanto tiempo se recupera la inversión?

A falta de un estudio más concreto que dependerá de la zona geográfica y el tipo de instalación que deseemos, se puede considerar un tiempo medio de 5 años para la recuperación de la inversión. Pero no hay que olvidar que el precio de la electricidad y del gas tiende a subir por lo que los tiempos de recuperación de la inversión serán cada vez menores.

¿Y cuál es la vida útil de la instalación?

Aproximadamente 20 años.

¿Cuánto dinero de puede ahorrar?

Mediante el uso de la energía solar para la obtención de agua caliente sanitaria podemos ahorrar aproximadamente un 70% de la energía convencional que actualmente consumimos. Es decir, ahorrarás 7 de cada 10 bombonas que consumas actualmente.

¿Cómo funciona este sistema?

Estos paneles no toman la luz del sol como fuente de energía, recogen su calor. La función principal de estos captadores solares es generar ese calor a través del sol. El funcionamiento es muy sencillo. Se hace circular el agua fría por el panel, ahí se calienta por la radicación solar y es apta para el consumo.

Para profundizar en el tema, lo más adecuado es dejarse aconsejar en cuestiones de mantenimiento por los expertos.